Logo
Cría-Pez Bogando y Pedaleando hacia la Protección y Recuperación de la Ciénaga Grande de Santa Marta: Generación de Valor con la Recolección y Transformación del Cultivo - Cría Pez del Plástico.
Santa Marta - Magdalena
La experiencia Cria-Pez bogando y pedaleando hacia la protección y recuperación de la Ciénaga Grande de Santa Marta: Generación de valor con la recolección y Transformación del Plástico se desarrolla en el ecosistema de la Ciénaga Grande de Santa Marta (CGDSM). En esta zona la construcción de carreteras ha suscitado un desequilibrio ambiental que se evidenció en la muerte del bosque de manglar y de gran cantidad de peces en diferentes temporadas debido al incremento de la salinidad en los suelos de manglar y cuerpos de agua internos. Adicionalmente, el crecimiento de la industria de exportación de banano y los procesos de crecimiento demográfico han contribuido a generar una importante cantidad de residuos, sumado a las aguas contaminadas que llegan de los ríos, lo que ha provocado la contaminación ambiental del ecosistema. La Asociación de piscicultores CRÍA-PEZ, conformada por 14 socios, ha ido aplicando conocimientos científicos y conocimientos locales ancestrales en el proceso de pasar de la pesca a la piscicultura. En este sentido hemos sido capaces de generar procesos de investigación y de reflexión propios en torno a nuestra propia actividad, llevándonos ahora a buscar soluciones en torno a la problemática de los residuos sólidos, en especial el plástico, que afectan la Ciénaga Grande de la Magdalena. A nivel tecnológico la experiencia de la Asociación Cría Pez ha sido pasar de ser extractivistas a productores (de pescadores a piscicultores) y ahora conservacionistas (recicladores de plástico), esto nos ha permitido experimentar con diferentes tecnologías desde la construcción y mejora de las redes de pesca artesanal, nasas, anzuelos, chinchorros, palangres, trasmallos, anzuelos, arpones, embarcaciones, hasta utilizar estas tecnologías en otros campos (para la recolección de residuos en la ciénaga). Parte de nuestra innovación ha sido implementar conocimientos propios en articulación al conocimiento científico para generar una tecnología de bajo costo que puede implementarse en nuestro corregimiento. La conservación del bosque de manglar que hemos logrado a través de la construcción de estanques piscícolas ha contribuido a la permanencia de especies en este ecosistema. Ahora la apuesta es continuar recuperando el agua y la salud de la ciénaga al recolectar los residuos sólidos de plástico y transformarlos de manera responsable con el entorno. Hemos aprendido y desarrollado estrategias de solución conjunta: Co-creación de prototipos (La bici acuática que es una balsa para recoger residuos en la ciénaga; esta balsa es propulsada con energía mecánica a partir de una bicicleta acuática, con espacio para cuatro canecas para separar residuos contaminados de los reciclables (PET, HDPE y LDPE) y el horno de compresión para transformar plástico; consta de un horno de cocina alimentado por gas, integrado con un gato hidráulico que desplaza una plancha y permite comprimir el plástico que se ubique en el interior, a través de moldes según el producto a realizar); permiten la recolección y transformación de residuos sólidos, con el fin de generar una cadena de valor a estos (R.S), apuntando también a la concientización de la comunidad hacia el cuidado ambiental, cultura del reciclaje y consumo responsable. Igualmente la forma de organización que empezamos a desarrollar al volvernos piscicultores y crear CRÍA-PEZ, nos facilitó aprender a usar técnicas de organización y administración de nuestra actividad productiva y nos ha permitido mantenernos en el tiempo y ser emprendedora de cambios y transformaciones positivas en nuestro contexto.

Logos Colciencias

CONOZCA LOS OTROS CONCURSOS DE A CIENCIA CIERTA

2013

2015

2016